Los Curadores de Contenido

El volumen de información que debemos procesar aumenta cada día. Cada nuevo paquete de contenido que consumimos parece abrir las puertas a cientos de paquetes adicionales. La sobrecarga de información se ha vuelto un problema tan grande que muchas veces paraliza nuestra productividad.

Recientement, Steve Rubel (Micro Persuasion: The Digital Curator in Your Future) y Valeria Maltoni (Conversation Agent: Do We Need Editors in New Media) han retomado un tema que toqué en el 2006 (RED66: Where are the Editors?): la necesidad de editores o curadores de contenido que funcionen como un filtro que regule la cantidad y calidad del contenido que consumimos.

Actualmente podemos crear Agentes de Búsqueda (e.g., Google Alerts) para estar al tanto de cualquier información relacionada a un tema de nuestro interés. El problema está en que estos agentes no tienen todavía la capacidad de decidir cual contenido vale la pena y cual debe ir a la basura. Hace falta un agente de búsqueda con criterio suficiente para decidir cual contenido enviarnos. (una opción sería construir un Agente de Búsqueda que utilice información previamente curada, como por ejemplo la que está en Del.icio.us).

Yahoo!, Altavista, Google, entre otros, fueron los primeros agentes de búsqueda de internet, permitiéndonos encontrar información que de otro modo nunca hubieramos visto. Google aplicó su algoritmo de PageRank para entregarnos resultados más relevantes. Pero es tanta la información disponible en Internet que estos sistemas de búsqueda nos devuelven demasiada información, mucha de ella irrelevante o de poca importancia. PageRank no es necesariamente la mejor forma de categorizar información.

Servicios como Mahalo, StumpleUpon, Del.icio.us y hasta Digg nos permiten buscar información previamente filtrada y organizada por otros. Los usuarios de estos servicios actúan como curadores de la información, decidiendo qué vale la pena ver – de la misma forma que el curador de un museo decide cuales obras de arte exhibir (y al igual que en el museo, a veces nos preguntamos cómo un artículo en particular fue escogido para la colección).

Pero todavía prefiero servicios como Twitter, que me permiten escoger mis conexiones (mis fuentes de información) y aprender de sus recomendaciones. Siguiendo las conversaciones de mis contactos en Twitter consigo más contactos y aprendo quiénes ofrecen contenido relevante. Sin embargo, Twitter requiere mi atención constante (es lo que podríamos llamar un “torrente de distracción permanente”); me hace falta un agente de búsqueda que condense lo que llega a mi Twitter y me informe regularmente al respecto.

Y tu, ¿cómo consumes información? ¿Tienes alguna herramienta secreta que te permite estar al día? ¿O te estás ahogando en un mar de información banal? Cuéntanos tu experiencia usando el formulario de comentarios.

Technorati Tags:
, , , , , , , , , , ,

Published by

Aaron Brazell

Aaron Brazell is a Baltimore, MD-based WordPress developer, a co-founder at WP Engine, WordPress core contributor and author. He wrote the book WordPress Bible and has been publishing on the web since 2000. You can follow him on Twitter, on his personal blog and view his photography at The Aperture Filter.

6 thoughts on “Los Curadores de Contenido”

  1. Muy buen artículo, en realidad no me habia puesto a pensar desde este punto de vista, tanto que no conocia Google Alerts que lo he comenzado a usar desde este momento.

    A mi me parece que la mejor opcion son los feeds, permiten encontrar informacion de los sitios que creamos son relevantes.

  2. Los feeds son un buen comienzo, pero tienden a enviarnos más información de la necesaria (no todo lo que escribe todo el mundo es interesante). Si tuvieramos una manera de combinar muchos feeds, determinar su relevancia y ordenarlos, estaríamos un poco más cerca de la solución.

    aideRSS pretende ofrecer algo parecido, indicando la importancia de cada artículo dentro del feed de acuerdo al número de comentarios o menciones que haya conseguido en la blogósfera.

  3. Yo utilizo varios recopiladores de feeds (Bloglines y Google Reader), estoy completamente de acuerdo contigo, si lo dejo de revisar por un día, la cosa se llena con un centenar de posts que es imposible leer uno por uno, sin embargo, creo que al filtrar tanto quizá me perdería de algo que no conozco y lo dejo de ver pues no está en mi “scope”, entonces es un problema más de quererlo ver todo y estar al día con todo lo que sucede o ser sumamente selectivo y por ende poder perderse de algo que se considere “breakthrough”.

    Herramientas como aideRSS son buenas para este propósito, a la vez son ratings que quizá yo no comparto o no son de mi interés, entonces la cosa radica en el interés de mis “peers” y si es el mismo que el mío, por lo tanto caemos nuevamente en redes sociales donde realmente debo conseguir gente con afinidad que compartan mis intereses para que la información sea relevante para mí.

  4. @Conde de Güiripa, excelente tu punto sobre el problema de filtrar demasiado. Si sólo vemos lo que nos interesa, ¿cómo exponernos a nuevas ideas? ¿Cómo aprovechar el “serendipity” para descubrir información que de otro modo jamás hubieramos conocido?

    El equilibrio está en algún lugar entre ahogarnos en información y enterarnos de sólo aquello que nos afecta directamente. Scoble lee más de 600 feeds al día y comparte mucha de la información que considera interesante. Mis ~200 contactos de Twitter son una fuente constante de links e ideas. Cuando me acuerdo de leer mis feeds, siempre hay algo interesante. Y el email sigue siendo una fuente importante, aunque cada día menos.

    El truco está en poder absorber y digerir toda esta información y todavía poder tener un día productivo ;-)

  5. Muy interesante el artículo, sobre todo con respecto a balancear el día entre ser productivo y tener la información necesaria y en el momento para poder tomar decisiones al respecto.

    En mi experiencia, la mejor manera que hemos conseguido para lograr este equilibrio es a través de filtros humanos. Es decir, personas que están constatemente buscando y recibiendo la información.

    Ahora, cuánto cuesta eso? Y que tan realista puede ser a largo plazo?

  6. @Lynx, tienes mucha razón en eso de encontrar un equilibrio. De ahí la importancia de los curadores, para que nos filtren un poco la información antes de que nos llegue.

    Tu solución es muy práctica, aunque –como dices– puede ser costosa. Pero si te funcionan bien y les tienes confianza, ¿por qué no?

Comments are closed.