Pescando con AdWords

Google AdWords ofrece una via eficiente y efectiva de publicitar nuestros productos a través del buscador de Google y su red publicitaria (SEM). Es particularmente efectivo para quienes tienen un presupuesto reducido o trabajan en un mercado demasiado saturado para optimizar (SEO). AdWords nos permite montar una campaña rápidamente y a un costo pre-determinado.

Pero al igual que cuando vamos de pesca, si queremos usar bien nuestro tiempo y sacar los peces más gordos, debemos pensar bien cada uno de los siguientes pasos:

1. Pescar en el lugar correcto

Original image by www.flickr.com/photos/seamusnyc/

Si vas a ir de pesca con tus amigos, quizás lo más importante es elegir el lugar correcto. No irías a pescar a tu bañera, o al río contaminado de tu ciudad, ni a una playa llena de bañistas en vacaciones. Dependiendo de lo que quieres sacar, irías a un buen lago repleto de truchas, a una playa solitaria o hasta al medio del ancho mar. Con Google AdWords es lo mismo… la idea es que sólo vean tus anuncios quienes estén interesados en ellos.

Google te ofrece tres herramientas importantes: limitar tu mercado geográficamente, limitar tu mercado a quienes buscan ciertas palabras claves y limitar tu oferta demográficamente.

Limitar tu mercado geográficamente:

Usando la herramienta de orientación geográfica, puedes limitar el mercado que verá tu anuncio sólo a aquellas búsquedas que se generen desde cierto país/ciudad/región y en cierto idioma. De esta manera puedes indicar que tu campaña solo la verán los habitantes de Argentina que hagan su búsqueda via google.com.ar.

Enfocar tu mercado con palabras claves:

Usando las herramientas de selección de palabras claves, escoges en cuáles búsquedas debe aparecer tu campaña. Si vendes “zapatos”, es inútil que tu anuncio aparezca cuando alguien busca “turismo de aventura.” Igualmente, si vendes “zapatos de lujo” no es muy eficiente mostrarle tu anuncio a quienes buscan “zapatos deportivos.”

Limitar tu oferta demográficamente:

Google ahora ofrece la posibilidad de limitar tu campaña a ciertos grupos demográficos (sexo y edad).

Usa estas tres herramientas para elegir el área de Internet en donde vas a lanzar tus redes y anzuelos.

2. Elegir bien la carnada y el anzuelo

Original image by www.flickr.com/photos/sookie/

El segundo paso en nuestro viaje de pesca es elegir el anzuelo y la carnada que vamos a utilizar. Una red sería más efectiva para pescar sardinas y una buena caña para sacar una aguja. Y tal parece que cada trucha o pavón tiene su mosca o carnada favorita. AdWords es igual: cuando nuestro mensaje está compitiendo contra otros quince en la pantalla (10 resultados de búsqueda y otros 5 AdWords, por lo menos) es de vital importancia que el cliente potencial haga click sobre nuestro anuncio y no el de nuestra competencia.

Y al igual que en la pesca podemos recoger y cambiar el anzuelo o carnada para ver cual funciona mejor, AdWords te ofrece una herramienta magnífica para comparar tus anuncios.

Siempre debes tener dos anuncios rotando para cada campaña. De esta forma puedes comparar la efectividad de ambos y escoger el mejor. Cuando sepas cual de los dos anuncios funciona mejor, descarta el que no funcionó y reemplázalo por uno nuevo y continua probando: la idea es ir siempre optimizando tus anuncios, adaptándote al mercado.

Al usar esta herramienta, es preferible manejarla manualmente y no dejar que Google optimice por nosotros, ya que Google tiende a optimizar muy rápido, con poca información. Pon tus anuncios a rotar 50/50 y haz cambios sólo cuando tengas suficiente data.

3. Recoger bien el pez

Imagen propiedad de cgranier

Una vez que el pez muerde el anzuelo es hora de recogerlo y es aquí cuando se pierden gran parte de los peces. ¿Estás preparado para capturar a tu cliente?

Es muy importante preparar un “landing page” (página de aterrizaje) adecuado: esta es la primera página que verá el cliente al llegar a tu website. Idealmente, esta página estará adecuada a cada campaña y no será simplemente el homepage de tu sitio. La idea es que el cliente potencial vea una página con información relevante a su búsqueda, mostrarle rápidamente lo que ofrecemos que le pueda interesar y comenzar una conversación con él, ya sea obteniendo su dirección de correo electrónico, ofreciendo información importante o comenzando una venta.

Por ejemplo, si vendes bienes raíces de lujo, el landing page debería mostrar información del proyecto y un campo para obtener la dirección de correo electrónico del visitante para luego comenzar un esfuerzo de venta personalizado. No te hace falta pedirle su teléfono, dirección, color favorito, mascota y año de graduación… Crea formularios fáciles de llenar y más personas los llenarán. Después que te ganes la confianza de cada cliente podrás obtener más información.

De igual forma si tu website es de comercio electrónico, crea un landing page que ayude al cliente potencial a conocer tu negocio, obtener la información que busca y tener la confianza de comprarte algo a ti.

Observa y aprende

Original image by www.flickr.com/photos/ellievanhoutte/

Si tienes la oportunidad de colocar un sistema de análisis de tráfico como Google Analytics en tu website, hazlo. Google Analytics se integra con AdWords para darte una imagen completa de tu experiencia de mercadeo: cuáles anuncios funcionan mejor, cuántos clientes llegaron a tu website a través de tus anuncios, desce cuáles websites llegaron, y -más importante aún- cuántos de ellos llenaron tus formularios, colocaron un pedido o se suscribieron a tu servicio.

Mientras AdWords te permite saber cuánto te costo cada click que trajo un visitante a tu website, la combinación con Google Analytics te permite saber cuántos de ellos iniciaron una relación con tu negocio (la tasa de conversión – conversion tracking): tu costo real por cliente.

Si quieres ayuda con tu próxima campaña de AdWords, puedes comunicarte conmigo via Twitter o a través de mi website.

Technorati Tags:
, , , , , ,

Read More