Networks Sociales Portátiles – Hacia la Web 3.0

Mucho se ha dicho sobre qué definirá la Web 3.0 y sobran las definiciones. ¿Qué tal si la Web 3.0 viene definida por networks sociales portátiles?

Ya Tim Berners-Lee ha hablado de algo muy parecido, al decir que en la Web 3.0 el lenguaje de cada página web tendrá acceso a incontables bases de datos que le darán sentido a la información disponible en cada página. La Web Semántica permitirá descubrir y utilizar la infinidad de relaciones existentes entre distintos datos ya existentes en la web.

Independientemente de si vale la pena tratar de definir una Web 3.0 o no, es interesante estudiar como mejorar los networks sociales para hacerlos más amigables, útiles y rentables.

Llevemos a nuestros amigos a todas partes

Los networks sociales portátiles parecieran ser el primer paso hacia esa nueva web. Al igual que ahora (en ciertos mercados) podemos cambiar de proveedor de servicios de telefonía celular y mantener nuestro número personal (de modo que ninguno de nuestros contactos necesite enterarse del cambio de proveedor), muy pronto podremos llevarnos a nuestros contactos de un network social a otro sin necesidad de que formen parte del nuevo network.

El costo de unirse a un nuevo network

Actualmente, formar parte de un nuevo network social conlleva un gran costo para los usuarios. Supongamos que formamos parte de Facebook y queremos unirnos a un network social para amantes del fútbol. Resulta que no basta con inscribirnos en este nuevo network… para poder disfrutarlo debemos tener amigos con quien compartir nuestras actividades. Mandamos un email a nuestros contactos y tratamos de convencerlos de venirse a este nuevo network… buena suerte.

Ahora imaginemos que pudiéramos inscribirnos en ese network y compartir las últimas novedades sobre nuestras actividades en el network con nuestros amigos de Facebook… O leer sobre las actividades de nuestros amigos de Facebook, sin salirnos de este nuevo network. Escogemos el network que más nos guste, pero nos mantenemos conectados a nuestros amigos.

Nuestros amigos de Facebook podrán enterarse via su News Feed de las fotos del último juego que subimos al network de fútbol.

Claro que habrá muchas funciones limitadas a los miembros inscritos en cada network en particular, pero el número de usuarios activos en todos los networks será mucho mayor (aumentando las oportunidades de mercadeo a través de los feeds de actividades de cada network social).

OpenSocial como catalizador

Estudiando la documentación de OpenSocial, encontramos que tendrá tres APIs, uno para datos de personas, otro para datos de actividades y otro para data almacenada.

Google OpenSocial Logo

Los API de personas y actividades, en teoría, permitirían a un network social revisar los networks a los que ya pertenecemos (con nuestra autorización) y ver quiénes son nuestros amigos y que tipo de relación tenemos con ellos. Luego, el API de actividades podría leer los feeds de actividades de cada network para cada uno de nuestros amigos.

Los widgets (aplicaciones portátiles) podrán de igual forma tener acceso a gran cantidad de networks sociales, maximizando su beneficio para los usuarios. Por ejemplo, un website especializado en calendarios de conferencias podría conectarse a cualquier network social que use OpenSocial y decirnos cuáles de nuestros amigos de cada network van a asistir a la conferencia (para que los veamos) y cuáles viven en la misma ciudad (para que nos quedemos con ellos). LinkedIn está lanzando algo parecido pero que -por los momentos- funciona únicamente dentro de LinkedIn.

¿Vamos en camino a la Web 3.0 que imaginó Berners-Lee? ¿O esto de OpenSocial sólo servirá para instalar widgets inútiles en nuestras páginas?

Read More

Facebook, OpenSocial y la Gran Pesadilla Social

Ante todo, quisiera agradecerle a Aaron la oportunidad de escribir regularmente en Technosailor.

¿A qué se debe el éxito de Facebook? ¿Qué es la Gran Pesadilla Social? ¿Qué efectos tendrá Google OpenSocial en el terreno de los networks sociales?

Facebook debe su éxito, en gran parte, al hecho de ser una buena idea, excelentemente ejecutada. Facebook es algo así como una Mac: tiene todo lo que necesitas, en un sistema cerrado. Mail, fotos, videos, mensajes… hasta aplicaciones que te permitirán desde morder a tus amigos y convertirlos en zombies hasta compartir y comparar tus gustos con tus amigos.

Para el usuario promedio, Facebook ofrece casi todo lo que pueda necesitar, a través de un interfaz sencillo y liviano.

Pero ¿qué pasa si queremos ir un poco más allá? Es en ese momento que nos damos cuenta del más importante impedimento de Facebook: es un jardín cerrado. La vida adentro es muy agradable, pero no está permitido llevarse nada: no puedes compartir tu mapa social (tus amigos y tu relación con ellos).

¿Para qué nos sirve el mapa social?

Digamos que quieres abrir una cuenta en LinkedIn. Bien, verás que toda la información curricular que introdujiste en Facebook (dónde estudiaste, dónde trabajas, etc.) no te la puedes llevar a Linkedin. Tendrás que teclearla toda nuevamente, en un nuevo formato. ¿Tu lista de amigos? Tampoco. Tendrás que revisar tu lista de contactos, ver cuáles forman parte ya de LinkedIn, invitarlos a tu network y esperar a que estos te aprueben nuevamente. Igual te pasará si quieres abrir una cuenta en Flickr, en Twitter o en cualquier otro network social. El problema no es de Facebook: lo mismo te ocurriría en cualquier otro orden. El problem es que todos estos servicios operan independientemente y guardan sus datos (nuestros datos) con recelo.

Esta es, precisamente, la Gran Pesadilla Social: el costo de integrarnos a un nuevo network social aumenta con cada network – mientras más información hayamos creado, mayor el esfuerzo para trasladarla a otros networks. Y mientras más difícil se haga para nosotros adoptar un nuevo network social, más difícil se hará para los nuevos networks triunfar.

Lo lógico sería que si ya he almacenado mis datos en algún lugar, pudiera utilizarlos donde yo quiera.

Pero no todo está perdido: se han hecho algunos adelantos en la materia. Por ejemplo, podemos crear una cuenta de OpenID y utilizarla en los networks que han adoptado este sistema. Sólo tenemos que crear un login/password único y decidir cuanta información queremos compartir con cada servicio. Esto resuelve al menos el problema de los múltiples logins que debemos barajar y la información básica que introducimos y re-introducimos en cada servicio (también nos puede ayudar a proteger nuestra reputación online, como veremos en un próximo artículo).

El Mapa Social

¿Qué hacemos con nuestros contactos? Nuestro mapa social incluye todas las conexiones con nuestros contactos y nuestra relación con ellos en los diversos networks sociales que utilizamos.

Sería lógico que al inscribirnos en LinkedIn pudiéramos ver inmediatamente cuántos de nuestros contactos en Facebook ya tienen cuenta en Linkedin y tener la oportunidad de conectarnos a ellos. De igual manera podríamos invitar a los que todavía no lo usan.

Al entrar en Google Reader a leer a nuestros articulistas favoritos veríamos también una lista de aquellos de nuestros contactos que publican algún feed de noticias, para suscribirnos. Twitter nos diría, rápidamente, quién de nuestros amigos usa el servicio para poder conectarnos de inmediato.

La utilidad de un network social va directamente ligada al número de nuestros contactos que lo utilizan. Avisarnos quiénes ya lo hacen, no puede sino ayudar al éxito del network y a nuestro disfrute del mismo.

La gran mayoría de los network sociales ya nos permiten subir nuestra lista de contactos y revisar cuáles forman parte de ese network. Eso está bien, pero quiero ir un paso más allá. Nuestra libreta de direcciones sólo dice quiénes son nuestros contactos, pero no especifica nuestra relación con ellos. Son estas relaciones las que nos hacen algo más que una entrada en un rolodex. ¿Por qué razón no puedo utilizar mi lista de contactos en Facebook para indicarle a Flickr quiénes pueden ver mis fotos familiares y quiénes no? ¿Por qué no puedo usar mi cuenta de Geni para indicarle a Facebook quiénes son mis familiares?

En el fondo, se trata de ahorrarle esfuerzo a los usuarios y a la vez mejorar la calidad de los datos en los networks sociales, aumentado nuestro disfrute de los mismos.

Google Open Social

Google acaba de anunciar su nuevo API (Interfaz de Programación de Aplicaciones) OpenSocial para interconectar networks sociales y aprovechar mejor el mapa social. Ya se han unido compañías como Ning, MySpace, iLike, Flixster, Orkut, Salesforce, LinkedIn, Hi5, Plaxo, Friendster, Viadeo, Oracle, RockYou y Slide, entre otros.

Ahora falta ver que tan lejos podemos llegar. Si OpenSocial se va a limitar a proveernos de widgets para que nos lancemos comida virtual o convirtamos en hombre lobo, entonces se habrá perdido una gran oportunidad. Pero si al contrario, OpenSocial nos permite a los usuarios aprovechar al máximo nuestro mapa social, minimizando el esfuerzo repetitivo y maximizando el provecho que le sacamos a la red, entonces habremos dado un paso hacia el futuro.

Como parte del lanzamiento de OpenSocial, Google organizó una charla con varios desarrolladores y la llamó Google Campfire One. El video, en inglés, lo pueden ver aquí. Dura una hora y demuestra algunas de las aplicaciones que ya han sido desarrolladas aprovechando la plataforma OpenSocial.

De acuerdo a lo visto en el video, estas aplicaciones se limitan -por ahora- a widgets que integran un producto (por ejemplo, iLike) dentro de un network social (por ejemplo, Hi5 o MySpace) y a extensiones para aprovechar el mapa social interno de un network social (por ejemplo, ver cuales de nuestros contactos en LinkedIn van a asistir a una conferencia). Pero me parece que estas extensiones podrían ser parte de cada network social sin la necesidad de OpenSocial.

Según las instrucciones del API de OpenSocial, pareciera que esto va a ser posible algún día – aunque dependerá del grado de apertura que adopte cada network social. Queda por discutir el tema de la privacidad y cuánto control podemos ejercer sobre nuestra información.

¿Qué opinas? ¿Podremos controlar nuestro mapa social? ¿Podremos derribar las paredes que aíslan a los networks sociales? Comparte tu opinión.

Read More